ELQSYSLQL

ELQSYSLQL

sábado, 27 de junio de 2015

Cruzando los límites. María Martínez




TÍTULO: CRUZANDO LOS LÍMITES 
  
AUTOR: MARÍA MARTÍNEZ

EDITORIAL: TITANIA-FRESH

GÉNERO: NEW ADULT

Nº DE PÁGINAS: 410

ISBN: 978-84-92916-90-0

P.V.P: 16 EUROS

Sinopsis

Savannah no entiende por qué todo el mundo se empeña en que vuelva con Brian. ¿A nadie le importa la razón por la que rompieron? Quizá debería hacerse la tonta y aceptar que su perfecto, brillante y universitario novio se acostó con otra chica en el asiento trasero de su coche, destrozando su pequeño universo y sus planes de futuro.

Caleb es todo lo contrario a Brian, alguien poco recomendable. Es insolente, descarado y temperamental, y posee una mirada capaz de provocar incendios. Savannah conoce el peligro que supone acercarse a él. Sin embargo, ahora que el chico ha regresado a la ciudad, lo que hace unos años solo era un amor platónico e infantil amenaza con transformarse en algo muy real… y convertir su último verano, antes de ir a la universidad, en el más excitante de toda su vida.

Os confieso que llevaba mucho tiempo deseando leer algo nuevo de esta autora. Desde que el verano pasado acabé la saga “Almas oscuras”, y después del buen sabor de boca que me dejó “El encanto del cuervo”, esperaba esta nueva historia con muchísima ilusión y también, he de reconocerlo, con muchísimas expectativas.
Pero este libro, además, tiene un valor añadido para mí. Y un valor sentimental muy especial. ¿Por qué? Os preguntaréis. Pues porque este libro lo compré el día 6 en la FLM, y la autora me le dedicó especialmente, el mío y el de mi sobrina (cuando algo me gusta de verdad lo comparto encantada). Ir a Madrid después de tres años tenía un encanto muy especial, conocer a María, hablar con ella, besos, abrazos, risas, y sobre todo: llevarme de vuelta a Barcelona una historia tan especial como la de Savie y Caleb. Eso es un tesoro y lo demás, tonterías.
Sobra decir que empecé a leerme el libro en el viaje de vuelta, en el AVE, y desde la primera línea del prólogo ya sentí que esta novela iba a llenar un hueco en mi corazón. Y cuando el miércoles lo acabé, esa sensación se convirtió en certeza. Tan cierto como que después de leerlo he tomando conciencia, más que nunca, de lo muchísimo que me queda por aprender. Hace años que vengo asombrándome de la grandísima calidad literaria de algunas autoras españolas; autoras que, además, han sabido colarse en mi corazón más allá de sus libros. María es una de ellas. Es impresionante cómo consigue hacerme palpitar con cada escena y cada capítulo, cómo lleva la tensión hasta los límites, cómo me invita a cruzarlos, al igual que los protagonistas, para enfrentarme a mis propios miedos a través de los miedos de Caleb. Y sí, claro, ¿lo dudabas? Este hombre está haciendo estragos desde que la novela salió a la venta a principios de este mes. Porque este hombre es ¡¡alucinante!! Bueno, vale, quizá no sea el adjetivo adecuado, es lo primero que me ha venido a la mente. O quizá lo alucinante de veras sea su historia. No puedo deciros hasta qué punto me siento identificada con él. Siempre me han apasionado este tipo de personajes: los supervivientes. Totalmente alejados del modelo clásico de héroe, consiguen colarse en nuestros corazones casi sin querer, sin apenas proponérselo, como si les importara un pimiento lo que los demás piensen de ellos. Y curiosamente, a pesar de ello o precisamente por esa indiferencia, consiguen cautivarnos.
No voy a engañarte: aquí el protagonista indiscutible es él; quien lleva el peso de la historia, de principio a fin; quien consigue arrancarte las lágrimas y las risas por igual, quien te deja las braguitas empapadas y el corazón a punto de salírsete por la boca. Vale, voy a confesaros que casi he tenido orgasmos leyendo lo que hace este hombre. Y quien me conoce bien, sabe el mérito que esto tiene. Que a mí los héroes no me gustan.  Y sin embargo, en esta historia los hombres me ponen, y mucho. Mucho más que las protagonistas, por raro que parezca.
Porque siento mucho deciros esto: NO ME GUSTA SAVANNAH, o sea: sólo me gusta el nombre.  Prefiero mil veces a Cassie, Brenda e incluso, sí, claro que sí, Spencer. Porque Spencer tiene lo que hay que tener y lo que yo busco incansablemente en una “heroína”. Porque Spencer y Caleb son las dos caras de una misma moneda. Vale, quizá demasiado iguales para funcionar como pareja, eso lo admito. Pero es que Savannah… Ayyy, que no, que no. Que la chiquita lo intenta, hay que reconocerle el mérito de intentar caer bien, pero conmigo no lo consigue. Ese quiero y no puedo, esas dudas, esa cobardía de muchacha de “provincias”, su obsesión con “el qué dirán”, todo eso me tira para atrás irremediablemente. A mí dame una Cassie que sabe lo que quiere y cómo conseguirlo, o una Spencer, quizá muy de vuelta de todo, pero mucho más madura que “la buena” de Savie.
Dicho esto, pasemos a la historia en sí. No ha sido una sorpresa, no ha habido nada especialmente original ni sobresaliente en la trama. Pero hay que quitarse el sombrero porque el modo cómo la autora ha llevado la intriga hasta el final se merece una salva de aplausos. Como enreda la madeja y la va desenredando después, poco a poco, haciéndonos cómplices de los personajes, de sus desvelos, sus miedos, sus duelos, sus lágrimas, sus decisiones.
No voy a spoilear, no voy a decir nada que pueda aguarte la fiesta, nada más lejos de mi intención. Porque si eres una buena lectora te mereces esta historia. Algunos dirán que es “otra historia de amor”; nada más lejos de la realidad. Esta es una historia casi, casi, de desamor. De idas y venidas. De miedos y decisiones equivocadas; descubrirás que el peor enemigo de Caleb… Es Caleb. Y lo mismito ocurre con Savannah.
El mayor mérito de CLL es la humanidad de sus personajes, su modo de hablar, pensar y actuar es el nuestro. Te sentirás identificado/a con muchas de las situaciones que viven, llorarás y reirás con ellos. A veces te desesperarán, otras te harán subir la bilirrubina, otras dispararán tu adrenalina hasta límites insospechados. Amarás y odiarás por igual. Y al final, sí, al final de todo, suspirarás y dirás: ¡Jodeeeeeeeeeeeeeeeeer con la autora! 
Y sí, lo querrás, claro que lo querrás; contarás los días, las horas y los minutos que faltan para leer la historia de Tyler y Cassie.

Y EN OCTUBRE: UNA CANCIÓN PARA NOVALIE

¿TE LO VAS A PERDER?
YO NO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Sólo amigos? Ana Álvarez

TÍTULO: ¿SÓLO AMIGOS? AUTOR: ANA ÁLVAREZ EDITORIAL: EDICIONES B/SELECCIÓN RNR Nº DE PÁGINAS: 475 MES Y AÑO DE PUBLICACIÓ...