ELQSYSLQL

ELQSYSLQL

lunes, 29 de junio de 2015

Orgullo sajón. Nieves Hidalgo

Corazón de León comanda la Segunda Cruzada e Inglaterra se desangra entre intrigas y luchas feudales. Normandos y sajones se disputan su control y el rey Ricardo concede a su más fiel servidor, Wulkan, el señorío de Kellinword y la mano de una dama sajona, con el mandato expreso de unificar y pacificar el territorio. En este cometido, empeñará su ilusión y la búsqueda de un sosiego que no encontró guerreando. Su prometida, lady Jacqueline de Lynch, sin embargo, ha jurado vengar la muerte de sus padres y no rendir vasallaje a ningún normando. Escapa para no convertirse en su esposa, pero el destino la arrastrará a Kellinword definitivamente… 




Todos los años, como buena escritora y devoradora compulsiva de libros —especialmente novelas—, por Sant Jordi hago la ruta por el centro de Barcelona, casi siempre atestada en este día, a la búsqueda de la novela “perfecta”.

La mayoría de las veces es un tormento elegir entre muchísimas novelas la única que te puedes llevar a casa (sobre todo en estos tiempos de crisis). Pero este año, gracias a los dioses y las diosas del panteón olímpico, lo tenía mucho más claro. De hecho, estaba elegido desde una semana antes: Orgullo sajón; sí, parecía predestinado a caer en mis manos. Cuando escribo mis novelas, nunca pienso en un lector en particular, ¡¡sería una locura!! Sin embargo, y esto te lo digo a ti, Nieves, se diría que creaste esta joya pensando en mí. Y sólo en mí. ¡Y eso que ni me conocías entonces!

De positivo, recalcar que el contexto histórico está muy logrado; yo, a pesar de estudiar Historia, no me veo ni de lejos preparada para escribir algo un poco parecido. Así que mis más sinceras felicitaciones a la autora.
Los personajes, aunque demasiado planos para mi gusto, se hacen querer, sobre todo él. En cuanto a Jacqueline, a mí me gusta otro tipo de heroína, menos deslumbrante; da la sensación de que sólo las guapas tienen derecho a vivir Historias de Amor… Creo que todas tenemos derecho a vivir una Historia de Amor de novela, aunque no tengamos los ojos violetas, ni una despampanante figura. Pero nuevamente, esto cabe achacarlo al género literario y no al autor, que se limita a repetir unas pautas ya establecidas previamente.

A pesar de que la novela romántica es mi género favorito para leer, y como he dicho ya en otras ocasiones, creo, las disfruto como una enana, me veo incapaz de escribirlas; no porque no me gusten como lectora, sino porque no me gustan los recursos del género, yo busco algo más humano, más natural, más acorde con nuestro tiempo, que es (o debiera ser) un tiempo de tolerancia hacia lo diferente. El papel de la mujer es muy limitado, y los hombres, salvo excepciones, responden a unos patrones muy concretos; yo prefiero bucear en la psicología humana más a fondo; creo que el alma humana es poliédrica y explorarla supone todo un desafío. Sin embargo, repito, disfruto inmensamente con las historias románticas, sobre todo las que tienen un trasfondo histórico, más aún si es medieval, y más específicamente, si se sitúa en ámbitos anglosajones.
Sólo me queda esperar seis días a que salga “Amaneceres cautivos”, para disfrutar nuevamente la espléndida prosa de nuestra querida Nieves…. ¡¡¡Ay, qué nervios!!! 

TÍTULO: ORGULLO SAJÓN
AUTOR: NIEVES HIDALGO
EDITORIAL: EDICIONES B/GRUPO ZETA
Nº DE PÁGINAS: 400
ISBN:  978-8498721935

Reseña publicada originalmente el 4 de junio de 2009
 

Ángeles desterrados. Anabel Botella

Hay amores que son inmortales, que traspasan todas las barreras del tiempo y del espacio. Keilan lo sabe. Ha esperado a María durante siglos.
Ahora dispone de una semana para que ella recuerde quién es… quiénes son: Ángeles desterrados sobre los que pesa una terrible maldición.
 

 

No me gustan mucho las novelas fantásticas; quien bien me conoce, bien lo sabe. Pero, desde que en 2009 me metí en FB y empecé a conocer autores que, como yo, querían dedicar su vida a escribir, empecé también a abrir mi mente (y mi alma) otros gustos, otros géneros y otras historias en definitiva. Soy tan terrenal que me cuesta horrores conectar con una historia fantástica, ya sean ángeles, vampiros, elfos, gnomos, hadas... Y sin embargo, he tenido la inmensa suerte de leer cosas estupendas en este género en los últimos dos años. Lo último: Ángeles desterrados. Encontrar esta novela el pasado mes de agosto ya fue, en sí mismo, algo Fantástico. Andaba, de hecho, buscando Eterna oscuridad. Y lo de siempre: buscas una novela, y encuentras otra, así, de sopetón. Y te dices: esto es destino. Esto estaba esperándome. Esto tiene que ir a parar a mis manos...
Y la coges, y la pagas, porque yo siempre pago los libros (no los descargo gratis e ilegalmente de Internet). Y la miras, y te gusta, y piensas: esto puede estar muy bien; me gusta la portada, y el cuerpo me pide algo "fuera de lo normal". 

Ya en casa recuerdas que tienes cosas pendientes, la aparcas pero la vas mirando, te va tentando, te tienta cada vez más y al final caes... de cuatro patas, sin remisión posible. ¿Lo mejor? Has acertado. Y te invade una sensación de paz cuando tras la primera página descubres que te has enganchado. Sí, visceralmente. Y te obligas a dosificar, a leer un capítulo al día... y lo vas haciendo, y te vas disciplinando, pero llegas al capítulo 15 y ya no puedes parar. Y te la lees de un tirón. Y la culpa es del día, que es sábado, que al día siguiente es domingo, que no hay prisa por ir a dormir, que NO PUEDES IR A DORMIR sin saber cómo acabará la historia entre Keilan y María. Que no puedes apartar los ojos de una historia que, increíblemente, te ha subyugado como pocas historias lo han hecho desde hace mucho, muchísimo tiempo. Mucho menos una fantástica.
No creo en ángeles. No creo en demonios. No creo ni en el cielo ni en el infierno. Pero esta historia me ha llegado. Si pudiera definirla con una palabra sería ORIGINAL. Sí, sí, no os riaís. Tened en cuenta que leo pocas novelas de este género, así que no tengo mucho con qué comparar, y para mí, en ese momento puntual en que llegué a la última página, la novela de Anabel era la novela más original que había leído nunca. Probablemente, dentro de unos años, ya no podré decir lo mismo, pero para mí será siempre preciosa, por su modo de narrarla, por cómo mezcla realidad y fantasía, por la ambientación, tan española. Lo reconozco: nunca pensé que una novela así pudiera ambientarse en España. Me descolocó. Y mucho. Pero me gusta que me sorprendan, que me descoloquen, que me rompan los esquemas establecidos. Me gusta parar y exclamar, ¡leches, qué es esto! O ¡Joder, mira con qué me sale éste! Generalmente, leo historias reales o realistas, algunas me gustan más que otras, pero ninguna me sorprende, ninguna es capaz de descolocarme, de decir ¡Caray, qué imaginación! Y cuando lees algo así, además, descubres, como yo he descubierto tras leer esta historia, que no tienes imaginación. Que cuando creías que tu imaginación era desbordante, ¡ilusa!, no tienes ni pizca de imaginación... Al menos no la imaginación que una novela de este género requiere. Conclusión: mucho me temo que jamás escribiré una novela fantástica. Me aterra la idea de no llegar, de quedar mal, porque para escribir novela fantástica, como para todo, se ha de tener talento. 
No soy una spoiler (sea lo que sea eso... bueno, que me dijeron qué es), no os voy a contar la historia, ni voy a hacer un resumen, ni os voy a decir quienes son los buenos y quiénes los malos. Eso lo descubrís vosotros cuando la leáis. Sólo la recomiendo. Sólo os digo que a mí me ha parecido algo sensacional. No soy la mejor crítica, y lo sé. Sólo puedo dar mi opinión. Y decir: quiero más. Quiero la próxima. Quiero aficionarme al género fantástico... pero lo haré con buenas novelas. Y tú, ¿aún no la has leído? No sabes lo que te pierdes...
 
ÁNGELES DESTERRADOS
ANABEL BOTELLA. 2011
NOWEVOLUTION
254 PÁGINAS
ISBN: 978-84-938690-2-1
 

Mientras tanto en Londres. Rebeca Rus

Alex Mata es una humilde estudiante de moda que está a punto de conseguir el sueño de su vida: cursar un máster en la Central Saint Martins de Londres, la escuela de Moda más famosa del mundo (con perdón de la Parson de N.Y.). Por desgracia, su carpeta de trabajos se extravía durante el viaje y Alex llega a Londres en una situación desesperada: sin trabajo, sin dinero, sin amigos y sin poder matricularse en la escuela. Pero el Destino ha ido moviendo sus hilos sutilmente para que su camino se cruce con el de Macarena, una chica bien de una familia de rancio abolengo, David Rees-Hamilton, un seductor y joven millonario especialista en conquistar supermodelos, y Gail Brooks, su abogada y amiga de la infancia.
¿Logrará Alex cumplir su sueño o el Destino se interpondrá en su camino y cambiará su vida para siempre? Es más, si ese Destino existe, ¿es un bromista incurable?
Descúbrelo en Mientras tanto, en Londres…, la nueva novela de Rebeca Rus. Un retrato desternillante sobre el Destino, los sueños y los pobres inmigrantes españoles que buscan desesperadamente en Londres un lugar donde se venda jamón ibérico del bueno.



"Más vale tarde que nunca", se acostumbra a decir cuando hacemos algo con más retraso del debido o merecido. En este caso bien se puede aplicar. Quiero decir: ¡¡menos mal que por fin lo compré y lo lei!! Y no puedo responder con ninguna excusa válida a la pregunta: ¿y por qué no lo hiciste antes? Si busco una excusa que me sirva, puedo decir honestamente que nunca antes había leído nada de esta autora y que me da miedo lo desconocido. Pero suena muy pobre, ¿verdad? Y es que no hay excusa que valga cuando se trata de esta novela. Probablemente la mejor novela chick-lit que he leído desde que descubrí a Marian Keyes, allá por 2003. Las comparaciones son odiosas y yo no voy a entrar en ellas; sólo me congratulo, y mucho, de haber descubierto a una autora como Rebeca. También decir que tardé sólo un par de días en leerme la historia de Alex y David, y que me dieron las 4.40h de la madrugada del martes cuando llegué al punto final. Pero qué final, ¡¡¡qué final, señores!!! De quitarse el sombrero. Y no diré más, que no soy una spoiler.
Después de esta ¿breve? introducción, vamos a analizar un poco la novela, no demasiado por si acaso hubiera por estas latitudes alguien que todavía no conoce a Alex Mata. Ya me pasó una vez que diseccioné tanto la trama y a sus personajes que la autora me llamó de todo menos guapa. Oooops. No quisiera caer en el mismo error.
A priori, esta novela podría parecernos superficial y un poquito frívola... si tenemos en cuenta el mundillo donde se mueven los protagonistas de la trama y el género al que pertenece, la llamada comedia romántica femenina o Chick-lit que tan de moda se ha puesto en la última década. He dicho a priori... Pero Rebeca va más alla --cualquier buen escritor lo hace-- del mero glamour que acompaña al mundo de la moda, los diseñadores de moda, las modelos, la jet-set que acude a los desfiles (y ahí podríamos incluir a Macarena, nuestra secundaria "de lujo") y los multimillonarios (como David) que conquistan a las modelos. Va mucho más allá y nos habla de Sueños, de Ambiciones (en el mejor sentido de la palabra) del Destino (ah, el Destino), de la Amistad. Sí, sí, así, con mayúsculas, como debe ser. Y del Amor.
Lo hace con gracia y con salero. Y con rigor. Y sabiendo muy bien de qué habla. Chapeau!! Sus personajes nos llegan muy hondo (al menos a mí me han llegado muy hondo), y los sentimos vivos y, sobre todo, muy, muy cercanos a nosotros, como ese vecino de la puerta de al lado al que nos encontramos a menudo en la cola del súper... Y hablando de ellos, yo en mi próxima vida me pido ser la reencarnación de Macarena. ¡Qué mujer, por Diossss! Para que luego digan que todas las pijas son clones de Paris Hilton. Jajaja. Ni hablar. Aquí nos topamos con una pija, pero pija pija, de las de apellido compuesto y rimbombante con un puntito British, pero con un corazón de oro. Mmmm, dejadme que lo escriba en mayúsculas, que queda mejor: CON UN CORAZÓN DE ORO. De los protagonistas sólo puedo decir que la química que se establece entre ellos hace que salten chispas; hay magia entre ellos... de la mejor. Pero aquí el Destino, ese Destino que sirve como telón de fondo a la novela y que la autora maneja magistralmente, se pone tontito, caprichoso, ingobernable. Y juguetón. Bueno, si no fuera así, la novela no tendría 436 páginas, sino sólo apenas 200. Como buena comedia, Mientras tanto... va liando la trama con encuentros, desencuentros, ahora sí, ahora no, ahora todo me va de putísima madre... ahora me va de putísima pena, ahora quiero, ahora no quiero... y una serie de secundarios adorables que salpimentan la vida cotidiana de Alex, llenándola de risas.
Siempre digo que tan importantes como los protagonistas son los personajes secundarios, o si acaso más. Sobre todo en este tipo de novelas donde el final feliz se entrevé antes de abrir el libro por la primera página. Cuando sabes que el chico guay y la chica monísima de la muerte acabarán uniendo sus destinos por Siempre Jamás, lo que te da vidilla mientras vas pasando las páginas son las historias de los secundarios, sus miserias, sus logros, sus frustraciones. Sí, los segundones, si los queremos llamar así, también tienen sueños, talento y ganas de vivir y de enamorarse. Sus vidas también merecen ser leídas y/o escuchadas. En cualquier novela romántica que se precie, yo siempre acabo encandilándome con la Mejor Amiga o el Mejor Amigo de los "protas". Y ¡ojo!, que una de las bazas fuertes con que cuenta esta novela, a mi modo de ver, es con el charme de la protagonista; una chiquita del montón, de Valladolid nada menos, con mucho empeño, con un talento innato para transformar cualquier prenda, y con un carácter que enamora al más pintado. Rebeca ha dado una vuelta de tuerca a los prototipos de la comedia romántica, y su heroína es normalita, como tú, como yo, como las que todos los días vamos calle arriba, calle abajo, buscándonos la vida, tratando de sobrevivir, tal y como lo hace ella. ¿Y te sorprende que un tipo como David se nos enamore de semejante criatura? Hay que conocer a David para entender las razones de su Amor... pero eso no lo desvelo aquí, no, no, no... Conocer a este HOMBRE es un lujazo y hay que "pagarlo", o sease: comprar y devorar la novela como hice yo.
Y por último, no me olvido, no; nunca me olvido de los antagonistas porque son la caña, la sal de la tierra, ¿qué sería de las novelas de cualquier género sin los malos de la historia, eh? NOTHING. Nada. Aquí tenemos a dos antagonistas claras, quizá tres, si nos da por incluir a la señora Nolan, la casera del Hibernian Hostel, aunque yo la veo más esperpéntica que peligrosa. La primera "criatura maligna" es Gail Brooks, la eternaamigaincondicional (no tanto a la hora de la verdad)-enamoradahastalamédula del chico guay, que intrigará aquí y allá para arruinar la relación de los protas; y la madre de Macarena que parece sacada... de no sé dónde, la verdad. Ah, sí, del Hola... ahora caigo; es una señora de revista, que pasa revista, que crítica por el mero gusto de criticar y que es más miope que yo. Miope ha de ser para no ver la joya que tiene en su casa. Sí, sí, claro que me refiero a su hija... Pero incluso esta mujer no es propiamente maligna. Es una comedia romántica; tampoco veremos asesinos ni proxenetas ni mercenarios ni terroristas... Ante todo, y aún en el peor de los casos, vemos gente. Humanos. Muy humanos. Con muchas debilidades, con mucha mala leche, con un puntito de mezquindad en algunos casos y de soberbia en otros... pero Humanos. Gente que sólo quiere vivir. Gente que sólo quiere amar y ser amada.
Conclusión. Una delicia de novela. De esas que te encuentras una vez cada diez años, que te hace reír, que te hace llorar, que te hace gritar, que te enseña --o te recuerda-- cuáles son las cosas importantes en la vida, que te muestra tu reflejo, que te dice: Eh, las chicas del montón también podemos vivir cosas extraordinarias; que te demuestra con meridianos ejemplos que las apariencias engañan, que nada (ni nadie) es lo que parece, y que tu Media Naranja aparece dónde y cuándo menos lo esperas. Del 1 al 10, un 12.
Y aclarar, antes de hacer "clic" en Publicar entrada, que no hago una reseña con tanto gusto desde julio del año pasado. Ahí lo dejo.

MIENTRAS TANTO, EN LONDRES…
© REBECA RUS. 2011
ESENCIA/PLANETA. 436 PÁGINAS
ISBN: 978-84-08-10103-1
GÉNERO: CHICK-LIT

La página rasgada. Nieves Hidalgo

Emilia Larrieta nace en Madrid a finales del siglo XIX, en el seno de una familia acomodada. Su vida sufre un giro radical cuando la locura de una de sus hermanas destroza la familia. Emilia crece en una barriada marginal y se transforma en una jovencita audaz y desenfadada que ve cómo su vida cambia de nuevo cuando, tras un desgraciado accidente, queda coja de por vida. Pero ni la pobreza ni la cojera podrán con el espíritu de Emilia.
Cuando llegue el amor, se entregará a él sin reservas, pero el destino no se apiadará de sus sueños. Emilia rasgará esa página de su vida en pedazos, y luchará para mantener a su hija y a su propia madre durante los duros años de la guerra civil. A pesar de todas las contrariedades, intentará vivir de acuerdo con sus deseos, eso sí, desquitándose siempre que pueda, a veces a costa de quienes no lo merecen.
Ya anciana, la imparable curiosidad de su nieta Nuria arrancará de Emilia recuerdos de amores perdidos, de verbenas, de hambre, de injusticias y justicias de andar por casa, que enseñarán a su nieta —y a los lectores— muchas cosas que nunca estarán en un libro de historia.
 
 

A menudo encuentro a gente que me pregunta: ¿Qué buscas en una novela? Parece fácil la respuesta, y no lo es. Busco emoción, magia (no a Harry Potter), sensibilidad, pasión, intensidad. Busco que despierte todo lo que hay escondido en mi interior, lo bueno, lo no tan bueno, e incluso lo peor... Que me haga vibrar, que me haga sentir VIVA. Y sí, lo habéis adivinado, La página rasgada ha conseguido todo eso y mucho más. Es de esos libros que atesoras en tu estantería, como una joya exquisita, y te preguntas si no será demasiado egoísta no prestarlo, no dejar que otros lo lean... Bueno, para eso estoy aquí haciendo esta reseña: para animar a todo aquel que aún no ha tenido la oportunidad de leer esta maravilla, que vaya, que la compre y la pague, ¡¡¡coño!!!, que con la tontería de Amazon (con perdón) la gente se está acostumbrando a malbaratar la obra ajena como si valiera lo mismo que un pack de Donuts. Y cuando yo encuentro un libro que vale lo que pago por él, doy cada euro besado y requetebesado. Y el libro me costó, si no recuerdo mal, porque lo compré en abril en Córdoba, 17'50€. Vaya, que digo yo que más nos gastamos una noche cualquiera yendo de copichuelas con los coleguitas.

¿Qué vais a encontrar en esta nueva novela de Nieves? Amor, crudeza, un pelín de maldad, otro pelín de locura, mucha miseria... y mucho optimismo, muchas ganas de vivir, de salir adelante... aún a costa de todo y de todos. ¿Quién es Emilia? Particularmente me recuerda a mi bisabuela, o al personaje que yo he hecho de mi bisabuela. Y no es un piropo. Que nadie se equivoque. Al principio le coges cariño porque es optimista, está llena de vida y de buenas intenciones... pero luego da un viraje brusco y, realmente, puedo asegurarlo, llegas a detestarla. Pero por eso me gusta, ¡fíjate tú! Por eso... Porque estoy HASTA LAS NARICES de ver heroínas melosas y remilgadas, todo virtud, todo castidad, todo bondad cristiana, que me ponen de los mismísimos nervios. Aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaargh!!!!!!! Cuando llegó a mis manos la novela, necesitaba a Emilia como agua de mayo, porque por un lado no se hace querer fácilmente, la verdad, pero por otro, es un soplo de aire fresco en la literatura actual donde la mayoría de protagonistas femeninas son tan buenas, tan buenas, tan buenas que te preguntas qué leches hacen las pobrecitas en un mundo tan cruel.

El mundo "cruel" que rodea a Emilia parece hecho a su medida, es un mundo que la pone a prueba diariamente, que no le da tregua ni un instante. Desde bien pequeña ha visto la tragedia campando por su casa como si se sintiera allí la mar de a gusto; primero su hermana, luego su padre, sus hermanos, que pronto emprenderán el vuelo, escapando de la angustiosa situación familiar; el accidente, el primer amor, prohibido, como no podía ser de otro modo, la guerra, el deterioro de un mundo que se desintegra minuto a minuto; la madurez, el segundo amor que, más que amor, es gratitud, o conformismo o qué sé yo... Y la hija, y el yerno, ¡pobre yerno! (Pensando en mujeres como Emilia se hiciero los chistes sobre las suegras), y la nieta (lo mejor de la novela, con diferencia).

Nieves nos avisaba que ésta no era una novela romántica, e incluso juraría que estaba asustada (la muy tontina) porque no sabía cuál iba a ser la reacción de su legión de seguidoras (entre las que tengo el honor de hallarme). Pero a ver, ¿desde cuándo hay alguien que sólo lea un género literario despreciando los demás? Yo leo casi de todo, menos ciencia-ficción y la biografía de Ana Obregón...

Que no es romántica, que es una novela dura sin final feliz, sin "princesa conoce a príncipe y se casan y son felices", pues ¡qué alegría! No seré yo quien le diga: escribe esto o lo otro de más allá. Nieves ha escrito una novela genial, que, para mi gusto, no ha sido suficientemente valorada, ni debidamente promocionada. El tipo de novela que si la escribe Almudena Grandes (y me gusta mucho esta autora) o Maruja Torres, todos se hacen lenguas de lo estupenda que es. Es la Envidia Española. Ya la conocemos todos, ¿verdad? Doy gracias a las diosas de conocer bien a Nieves, de saber que iba a escribir esta novela, y cuándo saldría a la venta... Entre tantísimo libro como vemos a diario, sobre todo los que, como yo, vivimos en una gran capital, es fácil que una novela como esta pase (fatalmente) desapercibida. Pero entre todos los que miramos, algunos vemos. Y entre todos los que se quedan con la paja, yo busco el grano, como la pepita de oro en el fondo del río. Y providencialmente lo encuentro. Y ese hallazgo me hace feliz por un instante, una hora, un día, una semana, un mes, un año... Y al cabo de mucho tiempo puedo volver otra vez a abrir ese libro y volver a sentir, si no las mismas sensaciones embriagadoras, sí otras muy parecidas e igualmente placenteras. Así que por último pero no menos importante, una petición desde lo hondo de mi corazón: Quiero otra novela como esta...
Gracias por este regalo. 
LA PÁGINA RASGADA
NIEVES HIDALGO. 2012
EDICIONES B/VERGARA
316 PÁGINAS
ISBN: 978-84-15420-09-5 

sábado, 27 de junio de 2015

Cruzando los límites. María Martínez




TÍTULO: CRUZANDO LOS LÍMITES 
  
AUTOR: MARÍA MARTÍNEZ

EDITORIAL: TITANIA-FRESH

GÉNERO: NEW ADULT

Nº DE PÁGINAS: 410

ISBN: 978-84-92916-90-0

P.V.P: 16 EUROS

Sinopsis

Savannah no entiende por qué todo el mundo se empeña en que vuelva con Brian. ¿A nadie le importa la razón por la que rompieron? Quizá debería hacerse la tonta y aceptar que su perfecto, brillante y universitario novio se acostó con otra chica en el asiento trasero de su coche, destrozando su pequeño universo y sus planes de futuro.

Caleb es todo lo contrario a Brian, alguien poco recomendable. Es insolente, descarado y temperamental, y posee una mirada capaz de provocar incendios. Savannah conoce el peligro que supone acercarse a él. Sin embargo, ahora que el chico ha regresado a la ciudad, lo que hace unos años solo era un amor platónico e infantil amenaza con transformarse en algo muy real… y convertir su último verano, antes de ir a la universidad, en el más excitante de toda su vida.

Os confieso que llevaba mucho tiempo deseando leer algo nuevo de esta autora. Desde que el verano pasado acabé la saga “Almas oscuras”, y después del buen sabor de boca que me dejó “El encanto del cuervo”, esperaba esta nueva historia con muchísima ilusión y también, he de reconocerlo, con muchísimas expectativas.
Pero este libro, además, tiene un valor añadido para mí. Y un valor sentimental muy especial. ¿Por qué? Os preguntaréis. Pues porque este libro lo compré el día 6 en la FLM, y la autora me le dedicó especialmente, el mío y el de mi sobrina (cuando algo me gusta de verdad lo comparto encantada). Ir a Madrid después de tres años tenía un encanto muy especial, conocer a María, hablar con ella, besos, abrazos, risas, y sobre todo: llevarme de vuelta a Barcelona una historia tan especial como la de Savie y Caleb. Eso es un tesoro y lo demás, tonterías.
Sobra decir que empecé a leerme el libro en el viaje de vuelta, en el AVE, y desde la primera línea del prólogo ya sentí que esta novela iba a llenar un hueco en mi corazón. Y cuando el miércoles lo acabé, esa sensación se convirtió en certeza. Tan cierto como que después de leerlo he tomando conciencia, más que nunca, de lo muchísimo que me queda por aprender. Hace años que vengo asombrándome de la grandísima calidad literaria de algunas autoras españolas; autoras que, además, han sabido colarse en mi corazón más allá de sus libros. María es una de ellas. Es impresionante cómo consigue hacerme palpitar con cada escena y cada capítulo, cómo lleva la tensión hasta los límites, cómo me invita a cruzarlos, al igual que los protagonistas, para enfrentarme a mis propios miedos a través de los miedos de Caleb. Y sí, claro, ¿lo dudabas? Este hombre está haciendo estragos desde que la novela salió a la venta a principios de este mes. Porque este hombre es ¡¡alucinante!! Bueno, vale, quizá no sea el adjetivo adecuado, es lo primero que me ha venido a la mente. O quizá lo alucinante de veras sea su historia. No puedo deciros hasta qué punto me siento identificada con él. Siempre me han apasionado este tipo de personajes: los supervivientes. Totalmente alejados del modelo clásico de héroe, consiguen colarse en nuestros corazones casi sin querer, sin apenas proponérselo, como si les importara un pimiento lo que los demás piensen de ellos. Y curiosamente, a pesar de ello o precisamente por esa indiferencia, consiguen cautivarnos.
No voy a engañarte: aquí el protagonista indiscutible es él; quien lleva el peso de la historia, de principio a fin; quien consigue arrancarte las lágrimas y las risas por igual, quien te deja las braguitas empapadas y el corazón a punto de salírsete por la boca. Vale, voy a confesaros que casi he tenido orgasmos leyendo lo que hace este hombre. Y quien me conoce bien, sabe el mérito que esto tiene. Que a mí los héroes no me gustan.  Y sin embargo, en esta historia los hombres me ponen, y mucho. Mucho más que las protagonistas, por raro que parezca.
Porque siento mucho deciros esto: NO ME GUSTA SAVANNAH, o sea: sólo me gusta el nombre.  Prefiero mil veces a Cassie, Brenda e incluso, sí, claro que sí, Spencer. Porque Spencer tiene lo que hay que tener y lo que yo busco incansablemente en una “heroína”. Porque Spencer y Caleb son las dos caras de una misma moneda. Vale, quizá demasiado iguales para funcionar como pareja, eso lo admito. Pero es que Savannah… Ayyy, que no, que no. Que la chiquita lo intenta, hay que reconocerle el mérito de intentar caer bien, pero conmigo no lo consigue. Ese quiero y no puedo, esas dudas, esa cobardía de muchacha de “provincias”, su obsesión con “el qué dirán”, todo eso me tira para atrás irremediablemente. A mí dame una Cassie que sabe lo que quiere y cómo conseguirlo, o una Spencer, quizá muy de vuelta de todo, pero mucho más madura que “la buena” de Savie.
Dicho esto, pasemos a la historia en sí. No ha sido una sorpresa, no ha habido nada especialmente original ni sobresaliente en la trama. Pero hay que quitarse el sombrero porque el modo cómo la autora ha llevado la intriga hasta el final se merece una salva de aplausos. Como enreda la madeja y la va desenredando después, poco a poco, haciéndonos cómplices de los personajes, de sus desvelos, sus miedos, sus duelos, sus lágrimas, sus decisiones.
No voy a spoilear, no voy a decir nada que pueda aguarte la fiesta, nada más lejos de mi intención. Porque si eres una buena lectora te mereces esta historia. Algunos dirán que es “otra historia de amor”; nada más lejos de la realidad. Esta es una historia casi, casi, de desamor. De idas y venidas. De miedos y decisiones equivocadas; descubrirás que el peor enemigo de Caleb… Es Caleb. Y lo mismito ocurre con Savannah.
El mayor mérito de CLL es la humanidad de sus personajes, su modo de hablar, pensar y actuar es el nuestro. Te sentirás identificado/a con muchas de las situaciones que viven, llorarás y reirás con ellos. A veces te desesperarán, otras te harán subir la bilirrubina, otras dispararán tu adrenalina hasta límites insospechados. Amarás y odiarás por igual. Y al final, sí, al final de todo, suspirarás y dirás: ¡Jodeeeeeeeeeeeeeeeeer con la autora! 
Y sí, lo querrás, claro que lo querrás; contarás los días, las horas y los minutos que faltan para leer la historia de Tyler y Cassie.

Y EN OCTUBRE: UNA CANCIÓN PARA NOVALIE

¿TE LO VAS A PERDER?
YO NO.

Tras los besos perdidos. Helena Nieto

"A veces el adulterio es la solución para mejorar tu vida..."

Lilian Marcos vive una vida idílica al lado de un marido tocado por el éxito. Lo que nadie sabe es que, tras esa apariencia de hombre perfecto, se encuentra otro que engaña, controla y domina en todos los aspectos la vida de su mujer. El maltrato no es menos destructivo por no ser físico, y Lilian se siente desesperada, y ve cómo se va anulando su personalidad, día tras día.

Ella es sólo una posesión más, un trofeo para lucir de cara a la galería. Pero el destino la sorprende el día que trae su pasado al presente. Un reencuentro con Andrés Salgado, un antiguo amigo de la universidad, le abrirá los ojos a otra realidad que hará que se plantee muchas cosas sobre su existencia. Lo peor es que su marido aún tiene otros planes para ella...


Os lo voy a confesar: a mi parecer, el adulterio, hoy día, no debería generar ninguna polémica.
Pero lo cierto es que aún hay gente que se escandaliza ante determinadas situaciones.
Quizá por ello esta novela no ha recibido el total beneplácito por parte de las lectoras acérrimas de novela romántica (al uso).
Sin embargo, yo sigo echando de menos novelas como esta.
Quisiera que las autoras fueran un poquito más atrevidas y no hurgaran más en el cliché "chicoconocechicasonfelicesycomenperdices".
La vida no es eso.
Y ya estamos muy mayorcitos para tragarnos según qué píldoras.
A veces hay que mojarse y contar algo diferente... Aunque nos arriesguemos a perder algunos lectores por el camino.
Quizá ganemos otros... mejores.
Ya sabéis: se cierran unas puertas para que puedan abrirse otras.
Particularmente, me siento muy satisfecha de haber leído la 3ª novela de Helena Nieto.
Su planteamiento es correcto, su ritmo engancha y sus personajes son entrañables. Sí, incluso los malos se hacen querer aunque sea un poquito.
Me siento satisfecha de ver que, en los tiempos que corren, todavía hay gente con ánimo combativo, desafiante, innovador.
No es la primera vez que me leéis lo poco que me gusta la oleada de novelas clónicas que nos sacude de unos años acá.
Y no, la crisis no es la excusa, ni sirve como justificación.
A mí no me sirve.
Quiero más riesgo, quiero que la gente deje de ser asquerosamente correcta, perfecta, casi irreal.
Quiero historias con las que pueda identificarme, personajes que me inviten a ir más allá, que me obliguen a cuestionarme cosas.
HARTA de princesas Disney.
Harta de heroínas infantiles.
Quiero mujeres de carne y hueso que obren mal... o bien, pero que se comporten como seres humanos y no como seres de otro mundo.
Quiero más mujeres como Lilian.
Y, ¡ojo!, que tampoco doy por bueno todo lo que hace la protagonista de esta novela.
Y tal vez por ello me cae aún mejor.
Quiero situaciones reales que me acerquen a los personajes y a su entorno.
Quiero más besos perdidos.
Más habitaciones de hotel donde el AMOR se escribe con mayúsculas.
Más realidad y menos tontería ñoña.
Quiero más autoras contando la vida tal como es, no tal como quieren que creamos que es.
¿Veis la diferencia?
Yo sí. Helena también.
Y por ello sigo confiando en su obra.
Espero una 4ª novela, que me sorprenda, que me emocione, que haga vibrar algo en mí.
Espero más besos perdidos... O lo que quiera traernos.
Bienvenido sea.

TÍTULO: Tras los besos perdidos
AUTORA: Helena Nieto
EDITORIAL: Nowe volution
Nº DE PÁGINAS: 318
MES Y AÑO DE PUBLICACIÓN: Enero de 2014
ISBN: 978-84-941790-7-5
GÉNERO: Narrativa actual

El encanto del cuervo. María Martínez

"No hay magia más poderosa que el amor"

A sus diecisiete años, Abby ha experimentado el mayor sufrimiento: su madre ha muerto en un terrible accidente de tráfico al que ella ha sobrevivido. Así, su vida cambia por completo. Acogida por un extraño hombre que dice ser su padre, Abby cree haber encontrado la vida que durante mucho tiempo ha deseado, con amigos, familia y un lugar al que pertenecer. Pero este nuevo mundo quizá no sea tan idílico como ella cree. Hay algo en quienes la rodean que le hace desconfiar, la atormentan, cada vez más, terribles pesadillas, y esa sensación de ser observada amenaza con volverla loca. El peligro está aterradoramente cerca y acecha como la sombra de un cuervo en la oscuridad. Todo parece girar en torno al atractivo e irritante Nathan, un chico enigmático junto al que descubrirá la verdad, conocerá el pasado y hará frente a un destino implacable que viene a cobrarse promesas hechas hace siglos.



La primera vez que oí hablar de esta historia, estaba en Córdoba y la autora, muy amablemente, me hizo llegar por mail unas paginillas. Entonces se llamaba simplemente "Lostwick", y ya desde las primeras líneas me cautivó. Seguro que no os digo nada nuevo, seguro que no soy la única que se ha quedado atrapada sin remedio en una historia de esta mujer.
Desde el primer instante que conocí el tema de El encanto del cuervo, supe que iba a gustarme.
Mi instinto no me falla casi nunca.
A pesar de no ser muy aficionada a las historias juveniles, la autora era una garantía de buen hacer y no dudé un momento en hacerme con ella (la compré en Casa del Libro apenas un mes después de que saliera a la venta).
¿Cuánto tardé en leérmela?
Apenas dos días.
¿Qué sentí durante ese breve lapso de tiempo?
Mil emociones distintas que oscilaban desde la pura satisfacción de encontrarme con una magnífica historia hasta el deseo obsesivo de llegar a conocer todos y cada uno de los secretos que celosamente guardaba entre sus páginas.
Si digo que disfruté, digo muy poco.
Si digo que me lo pasé como una enana en un parque de pelotas me acerco un poco más a la realidad.
Volví a ser niña, dejándome fascinar por los personajes, los sueños, las ilusiones, el miedo, el pasado y el futuro que les aguardaba.
Y ese lujo es impagable.
Es lo que ofrece la buena lectura: un viaje en el tiempo, en el espacio; la posibilidad de convertirte en algo distinto, mimetizarte con la misma historia, formar parte de ese mundo propio...
Esas sensaciones que llevaba quizá demasiado tiempo olvidadas.
Después de más de un año de haber disfrutado su lectura, hoy recuerdo con precisión matemática todas y cada una de las vivencias de Abby y Nathan...
¿Que no los conoces?
Bueno, aún no es demasiado tarde...
Hoy puedes tener el e-book por sólo 1,99€
Clica en el enlace "Compra la novela" y consigue una novela fascinante de principio a fin.
Si ya la has leído y te ha seducido la prosa de la autora, también te invito a visitar su blog, donde encontrarás toda la información de esta novela y de la trilogía Almas Oscuras de la que te hablaré muy pronto, amén de detalles, curiosidades de las novelas, del proceso de escritura, de las aventuras que ha pasado la autora hasta llegar a editar con B de Blok, y mucho, mucho más.
¡No te lo pierdas!
Luego vienes y me cuentas...


TÍTULO: El encanto del cuervo
AUTORA: María Martínez
EDITORIAL: B de Blok
Nº DE PÁGINAS: 448
MES Y AÑO DE PUBLICACIÓN: Mayo de 2013
ISBN: 978-84-15579-42-7
GÉNERO: Juvenil Fantástica

Asedio al corazón. Pilar Cabero

San Sebastián, 17 de agosto de 1719.
Tras varias semanas de asedio, las tropas francesas al mando del duque de Berwick entran en la ciudad. Camila de Gamboa se ve en la obligación de hospedar en su casa al capitán galo Armand Boudreaux y al hermano de éste, que ha resultado malherido. Paga así una deuda de honor contraída por su padre, un médico muy apreciado. Camila también se dedica al cuidado de enfermos, aunque no parece haber heredado el don especial de su progenitor para curarlos.
El antagonismo entre Camila y Armand es patente desde el primer momento y parece crecer día a día. Pero gracias a la convivencia, irán descubriendo que las primeras impresiones no siempre son las más acertadas.
¿Serán capaces de solventar sus diferencias, olvidar un pasado que los atormenta y admitir lo que sienten el uno por el otro?


«Una novela repleta de ternura y sentimiento, con una magnífica ambientación en el siglo XVIII que torna deliciosa su lectura. Sin duda alguna, un asedio al corazón de las amantes de la novela romántica.» 


Nieves Hidalgo.
Me habían hablado muy bien de esta novela mucho antes de que me animara a comprarla. Puedo deciros que estoy muy satisfecha de haberlo hecho al fin; es una novela muy, pero que muy bien escrita; no solamente bien narrada, sino bien escrita, con todo en su lugar, sin faltar detalle, sin errores y sin omisiones. Ahí tengo que felicitar no solamente a la autora, sino a los correctores de la editorial, que se ve que han hecho un buen trabajo para que los lectores leamos con gozo y tranquilidad. Lo sé, lo sé, soy muy puntillosa con este tema, hasta el punto de que si veo muchos errores o errores muy garrafales, con todo mi pesar, abandono al punto la lectura y voy a buscar algo mejor.

Por fortuna, la novela de Pilar Cabero me ha satisfecho, como os digo, mucho, mucho. De entrada, y gracias a una perfecta edición, me he podido meter en la historia hasta el tuétano, dejarme seducir por ella, por sus personajes, por su absorbente y delicada trama. No suelo leer novelas del siglo XVIII, es algo casual, nada premeditado; sencillamente, hasta encontrar esta, no había encontrado ninguna parecida, con una ambientación tan cuidada; encuentro a faltar, no obstante, algún detalle histórico o cultural significativo que deje plena constancia de que nos hallamos en el siglo XVIII y no en otro. Por momentos tenía la sensación de estar en el siglo XIX; un par de alusiones a autores literarios, artistas o políticos españoles del XVIII, incluido quizás un Felipe V o un Carlos III (aunque muy joven, desde luego) con más protagonismo hubieran servido para, al menos a mí, situarme mejor cronológicamente.

Los personajes protagonistas están muy bien definidos, aunque como de costumbre, sigo prefiriendo a esos secundarios que, a la chita callando, se adueñan del corazón del lector: ese Pierre, esa Juliana; esa maravillosa historia de amor que vence cualquier adversidad. Quizá, porque al no ser protagonistas, el final de su historia no es totalmente previsible y deja un pequeño margen a la sorpresa; podría acabar de cualquier forma… incluso podría acabar mal.

El personaje de Samuel es el más tierno, os llegará al corazón; el de doña Enriqueta, el más amargo (ésa no tiene corazón)… Los personajes de Claude y de Delphine, o ese amigo que se deja seducir imprudentemente, ponen la sal y la pimienta a una historia que, de otro modo, estaría fácilmente condenada a la ñoñería. ¡Cómo me gustan los malos de la peli!

Sin embargo, y a pesar de todo lo bueno que ha quedado escrito, esta reseña no sería una reseña seria si no dijera algo negativo. Desde ya, os digo que esta es una opinión personal y nadie tiene por qué estar de acuerdo conmigo. No me gusta el tratamiento que la narradora le da al personaje de Cosme. Sé que apenas hace un siglo la homosexualidad se penaba con la cárcel… e incluso con la muerte; entiendo que los autores del siglo XVIII, del XIX, e incluso de principios del XX, y en España, comulgaran con el régimen político y la sociedad represiva de la época, y plasmaran en sus historias su particular condena a las relaciones homosexuales; pero quisiera remarcar que, aunque la novela objeto de esta reseña se ambienta en el siglo XVIII, sus lectores, entre los que gustosamente me encuentro, vivimos en el siglo XXI. No digo que la historia de Cosme haya de tener un final feliz, nadie lo espera porque no sería coherente, pero sí deploro que la autora/narradora ni siquiera se haya esforzado por empatizar con el personaje y hacerlo más humano, transmitir al lector la idea de que si actúa como lo hace, quizá no sea por gusto ni por crueldad gratuita, sino porque se ve obligado a ello por las particulares circunstancias que le rodean. Hay situaciones en la vida que sacan lo peor de nosotros. Ella simplemente deja clara la asociación homosexual = criminal; puede que eso dejara satisfechos a los lectores de aquella época, pero no a mí. Escribimos no para nuestros padres, ni para nuestros abuelos, escribimos para nuestros hijos y para nuestros nietos, y a ellos tendremos que rendir cuentas de lo que hacemos y cómo lo hacemos. Si estigmatizamos la homosexualidad en novelas escritas en el siglo XXI, no estamos dando un buen ejemplo a los que nos seguirán. No es la primera vez que me encuentro con un caso así, donde el malo malísimo, ¡qué casualidad!, es gay/lesbiana. Y he de decir: no me gusta. No me gusta. Que cada cual lo entienda como quiera, pero no me gusta que se cuelguen etiquetas ni sambenitos de este tipo. Pero como bien he dicho, es una opinión puramente personal, y la única “pega” a un libro que, como ya he dicho, y no he mentido en absoluto, me ha deleitado casi de principio a fin.

TÍTULO: ASEDIO AL CORAZÓN
AUTOR: PILAR CABERO. 
AÑO DE PUBLICACIÓN: 2012
EDICIONES B/ROMÁNTICA BOLSILLO
351 PÁGINAS
ISBN: 978-84-9872-722-7

Trampas de seda. Mar Carrión

"Mantendrá al lector al borde de un colapso. La trama no le dejará descansar ni tomar un respiro. En el afán por saber quién se esconde tras la identidad de "el verdugo de Hollywood", el lector se olvidará de comer y de dormir." Románticas al Horizonte".


Un asesino en serie apodado "el verdugo de Hollywood" tiene en jaque a toda la policía de Los Ángeles. Ya se ha cobrado tres víctimas y una cuarta mujer ha desaparecido; todo apunta a que vuelve a ser él el responsable de su desaparición. Todas son jóvenes, todas chicas muy atractivas y... actrices. ¿Coincidencia?


El detective de homicidios Max Craven, encargado de la investigación, aún no tiene pruebas ni fiables ni concluyentes, pero su instinto le dice que alguna conexión más debe de haber entre todas las víctimas... aparte de la obvia. Alguien de dentro del mundillo del cine se está aprovechando de esa conexión para perpetrar los horribles crímenes que lleva a cabo con cada una de las mujeres; la pregunta es quién. Los listados que se han elaborado para cada una de ellas y que contienen la lista de amigos, familiares y compañeros de trabajo no arrojan ninguna luz. Ningún nombre coincide. Max sabe que hay más de un gato encerrado y una coincidencia afortunada ha puesto en su camino a Jodie Graham, una actriz cuya vida ya estuvo una vez en peligro y la responsable de que la policía diese con unas pruebas que han vuelto el caso aún más escalofriante.

No me gustan las novelas de Mar Carrión... No, no me pongáis esa cara, que os veo venir... aún no he acabado. No me gustan las novelas de Mar porque siempre, SIEMPRE, me dejan con ganas de más. De mucho más. Porque leer a esta mujer es... joder!!!! Peor que el chocolate, que por mucho que comas, siempre te quedas con hambre. Vaaaaaaale, llegados a este punto reconozco que soy una insaciable cuando se trata de novelas buenas. Sí, buenas. Digo más: MUY BUENAS.

He tardado mucho en hacer esta reseña (mil disculpas a la autora), lo que significa que nada de lo que diga aquí y ahora será una sorpresa para las lectoras. Si digo que se ha superado con creces en esta novela, no diré nada que no sepáis ya. Pero puedo añadir que soy muy feliz de poder disfrutar de la amistad y las novelas de una escritora que evoluciona favorablemente día tras día. Una evolución en positivo que siempre considero natural en cualquier profesional, y en los escritores con más razón.

¿Qué me ha aportado esta novela? Ganas de seguir escribiendo, ¡fíjate tú! A mi el éxito ajeno, sobre todo el de mis colegas, me estimula muchísimo. Y éste es, además, un éxito más que merecido. Me ha hecho vibrar, me ha hecho sentir, me ha hecho llorar, me ha hecho reír. Y sí, caray, ¿puedo confesarlo? Sí, he pasado miedo del bueno en algunas de las escenas. ¡Qué escenas...! De ponerle a una los pelos de punta. Algún día me contarás el secreto, Mar, para escribir novelas de suspense que no den tregua, que tengan al espectador con el alma en vilo, ansioso y expectante. Y bueno, no voy a desvelar nada importante en cuanto a la identidad del asesino, sólo diré que me quedé a cuadros cuando lo descubrí, ¡casi me caigo de la cama = casi me mato...! ¡Queeeeeeé fueeeeeeeeeerteeeee! Pero qué genial al mismo tiempo, ¡y mira que barajaba nombres... pero es que me quedé muda cuando leí el verdadero! Hay que ver qué bien se le da a Mar guardarse ases en la manga hasta el último minuto... Y no me refiero sólo a la identidad del criminal, sino tambien a unos personajillos que aparecen cuando menos te lo esperas y que también te dejan boquiabierta.

De los protagonistas, ¿qué decir? Reencontrarme con Jodie y con Megan después de Decisiones arriesgadas es todo un placer, ¡qué bien me caen estas dos chicas! La historia de Max y Jacob es el colmo de la ternura, el contrapunto a una historia que al principio se presenta más negra que rosa. Me gusta mucho cómo has tratado el tema de la custodia del pequeño, el tema del maltrato y otros tantos temas paralelos que demuestran que detrás de cualquier historia de suspense hay muchas historias paralelas, porque las historias las hacemos las personas, y cada persona es un mundo. Y eso enriquece muchísimo cualquier novela que escribamos (digo esto en plural porque yo también escribo).

Y por último, he encontrado unos nombres femeninos que me han resultado muy familiares, jajajajaja, supongo que es simple coincidencia... Pero me ha gustado mucho ;-)

viernes, 26 de junio de 2015

Presentación

Hoy nace "Escribimos lo que somos y somos lo que leemos"; seguro que este lema os suena a los que me seguís con cierta asiduidad porque hasta no hace mucho era mi leit motiv como autora.
Pero hoy va más allá y se convierte en un espacio propio en la blogosfera, dedicado única y exclusivamente a reseñas literarias.






No os voy a engañar, aunque leo libros de todos los géneros, las novelas románticas, históricas, las comedias y la narrativa anglosajona y española en general, van a copar mayoritariamente este blog. También encontraréis novelas de otro géneros, como el terror, la novela fantástica o la novela negra/policíaca, pero serán menos.






También dedicaré un amplio espacio a la novela juvenil y a lo que últimamente viene llamándose New Adult y que triunfa entre el público de 18 a 30 años.





A finales de 2008 creé mi primer blog, y ya desde entonces empecé a comentar algunas novelas de las muchísimas que llevaba leídas. Como mi blog general no era un blog de reseñas, nunca he tenido por costumbre pedir los libros a las editoriales ni a los autores. Quizás ahora que tengo este blog exclusivo, empiece a contactar con autores y editores para que me envíen ejemplares, aunque lo cierto es que, cuando un libro me llama la atención, lo compro y sanseacabó.









Aquí tienen cabida tanto autores noveles y auto-publicados, como autores consagrados y superventas. Cuando un libro me llega al corazón, no miro quién lo escribe (por regla general); me considero una lectora todoterreno, que lee (casi) todo lo que cae en sus manos, y aunque tengo mis preferencias muy claras, no descarto nada y busco siempre esa aguja en el pajar.




No me considero crítica literaria, ni mucho menos; mis reseñas intentan ser objetivas y no contener spoilers. Aunque, a veces, sea inevitable desmenuzar ligeramente la trama para entender por qué un personaje me cautiva más o por qué una situación me parece más delirante o incomprensible.








Casi sobra decir que estoy EN CONTRA DE LA PIRATERÍA. En este blog comento y disecciono los libros que leo, pero de ningún modo enviaré libros, ni pdfs, ni nada que se le parezca a ningún seguidor o visitante del blog. Venga, vamos, que hay libros maravillosos a precios ridículos; todos tenemos apuros económicos, yo la primera; pero prioridades son prioridades, y ya os he dicho que yo, cuando algo me llama la atención, lo compro y listo.







A los autores: si quieres enviarme un ejemplar de tu libro para reseñar, ya sea en ePub o papel, ponte en contacto conmigo por correo electrónico: jsilesortega@yahoo.es, o a través de la página del blog en facebook: Escribimos lo que somos y somos lo que leemos.






A los editores: si quieres enviarme un ejemplar de cualquier novedad que salga al mercado para que lo reseñe, ya sea en ePub o papel, ponte en contacto conmigo por correo electrónico o a través de la página del blog en facebook: Escribimos lo que somos y somos lo que leemos.





Tanto para autores como para editores, lo ideal es que mandéis una sinopsis de la novela y digáis a qué género pertenece para facilitarme la organización. Un trabajo bien organizado es un trabajo rápido y bien hecho.







Dicho esto, se abre la veda. A partir de hoy, autores y editores podéis poneros en contacto conmigo. Por último decir que, desde el momento en que recibo/compro el libro, hasta que la reseña se publica en el blog pueden pasar de una semana a cinco, dependiendo de la extensión de la novela y de mi propia agenda. Recordad que sigo siendo autora y correctora. Puedo hacerlo todo, pero despacito y con buena letra.


¿Sólo amigos? Ana Álvarez

TÍTULO: ¿SÓLO AMIGOS? AUTOR: ANA ÁLVAREZ EDITORIAL: EDICIONES B/SELECCIÓN RNR Nº DE PÁGINAS: 475 MES Y AÑO DE PUBLICACIÓ...